Cáritas Informa. Noviembre de 2021

Señor, te pedimos, que no se nos acostumbre el corazón a ver sufrir a las peronas.
Señor, te pedimos, que no se nos acostumbre el corazón a ver normal la vida que no es vida de los excluidos y sin techo.
Pon ternura, Señor, en nuestra mirada, pon generosidad en nuestras manos, y pon misericordia en nuestras palabras.

A continuación, exponemos las actividades llevadas a cabo por nuestro equipo de Acogida durante el pasado mes de noviembre:

El importe de la COLECTA del mes de noviembre ha sido de 1.521 euros.

Personas atendidas, 140, de ellas 24 vinieron por primera vez.

Y, como resultado de las entrevistas se dieron las siguientes ayudas:

  • 4 para el Proyecto Pro-Infancia de San Leandro.
  • 1 para una familia con muy escasos ingresos.
  • 1 para el pago de un recibo de agua y evitar el corte de suministro.
  • 2 ayudas para el pago de Alquileres.
  • 2 para la compra de Alimentos y pañales.
  • 2 para recarga del bonobús.
  • 1 para el pago de deuda con el dentista.
  • 1 para la compra de material escolar de una familia monoparental.
  • 1 para la compra de dos estanterías para Cáritas para el nuevo local.
  • 2 para el pago de la acampada de fin de semana de San Leandro.
  • 18 ayudas para alimentos entregando de 103 Vales de Consum.

También se ha pagado la mensualidad del Economato Espíritu Santo, donde acuden una vez al mes las familias más necesitadas.

Así como, la mensualidad de Shalom Art, que es una iniciativa de las Cáritas parroquiales, que ayuda a través del arte a aquellos que padecen transtorno mental crónico.

Lo que ha supuesto un gasto total de 2.060,75 euros.

Durante noviembre se ha conseguido un empleo de interna.

Recordad que los días 13, 14 y 15 recogeremos alimentos para la operación Kilo, por las mañanas de 11 a 13 horas y por las tardes de 18 a 20 horas.

Y una vez más os damos las gracias por vuestra generosidad.

CÁRITAS INFORMA. OCTUBRE DE 2021

caritassanleandro@gmail.com

Hoy Jesús te pedimos: Danos entrañas de misericordia frente a tanta pobreza
humana, inspíranos el gesto y la palabra oportuna ante nuestros hermanos más frágiles y
vulnerables.
El importe de la colecta para cáritas del segundo domingo de octubre ha sido de
1.495,50 €.
El número de familias que han acudido a nuestra cáritas han sido 120, de ellas 17 lo
han hecho por primera vez.
Como consecuencia de estas acogidas se han entregado las siguientes ayudas:
– 1 ayuda del proyecto pro-infancia de San Leandro.
– 1 ayuda para el pago del alquiler.
– 1 para ayudar al pago del recibo de agua.
– 1 ayuda para el pago de las tasas para la nacionalidad de un menor.
– 2 ayuda para el pago de elementos informáticos.
– 1 ayuda para el pago de una tarjeta prepago para una mujer acosada.
– 1 ayuda para la convivencia de catequistas en Verbum Dei
– Se han entregado 72 vales de Consum
– También se ha concedido un microcrédito, y
– Se ha pagado el transporte, carga y descarga de los muebles de dos viviendas
que se han repartido según necesidad.
También se ha pagado la mensualidad del Economato Espíritu Santo donde
acuden una vez al mes las familias más necesitadas.
Así como, la mensualidad de Shalom Art:
El aula de pintura Shalom Art es una iniciativa desarrollada en 1994, en el seno de
las Cáritas parroquiales del Arciprestazgo 2 de Valencia, impulsada por la Dra. Juana Puerto
y por un grupo de voluntarios de Cáritas que vieron la necesidad social de aliviar la situación
de exclusión que vivían, y viven, los enfermos mentales crónicos, sirviéndose de la pintura
artística para acompañarles y promocionarles, personal y socialmente.

Se ha seguido realizando gestiones y trámites en Servicios Sociales, policía,
Conselleria de Educación, mezquita, Cáritas diocesana, protección del menor y otros.
El importe de las ayudas ha supuesto un gasto total de 1.605 euros

Y una vez más os damos las gracias por vuestra generosidad.

GRACIAS A MAMÁS EN ACCIÓN.

Una vez más Cáritas Parroquial de San Leandro quiere agradecer la inmensa  labor de atender y dar amor a los niños, que la Asociación Mamás en Acción  ha llevado a cabo con los hijos de doce familias en situación económica extrema de nuestra parroquia, regalándoles juguetes en Reyes.

Así mismo aprovechamos la ocasión para dar las gracias por la ropa para niños, que nos aporta Mamás en Acción, y que destinamos a los hijos de las numerosas familias que atendemos en la Acogida  de nuestra Cáritas.

Esperando,que siga la colaboración entre ambas instituciones,recibid nuestro agradecimiento.

Fdo.: Pilar Ros Serrano.

ENTREGA DE DIPLOMAS

En la imagen os mostramos la entrega de diplomas del Curso sociosanitario a personas dependientes a domicilio, curso organizado por Cáritas diocesana con el apoyo del Fondo Social Europeo (FSE).

Para este curso se tramitó el Reconocimiento de Oficialidad por la Conselleria de Sanidad. Comunidad Valenciana (EVES).

Gracias al nuevo local pudimos ceder nuestras instalaciones para la realización del curso.

TALLER DE COSTURA Y MANUALIDADES

En las imágenes tenéis algunos momentos del taller de costura y manualidades, cómo podéis ver reina la cordialidad y la ilusión por hacer las cosas, nos sentimos como una familia.

Nos reunimos todos los martes de 18:00 a 20:00 horas.

Todos y todas podéis participar, animaos.

AULA DE INFORMÁTICA

Gracias a las donaciones hemos conseguido emprender el aula de informática.
Ya tenemos dos grupos, uno el miércoles y otro el viernes, ambos de 17:30 a 18:30 horas.

Gracias por todo, seguimos mejorando.

 

AGRADECIMIENTO

Desde Cáritas parroquial queremos dar las gracias a Opticalia Algirós.

Aquí los vemos aportando alimentos que han recogido para la campaña del kilo 2016 y que hemos estado repartiendo entre aquellas familias que lo han necesitado.

Gracias

BOLSA DE TRABAJO

Os recordamos que Cáritas tiene una bolsa de trabajo con personas de nuestra demarcación parroquial, preparadas para:

  • Limpieza del hogar.
  • Cuidado y acompañamiento de ancianos y personas dependientes.
  • Cuidado de niños.
  • Cocina
  • Plancha

Esperamos vuestras ofertas de trabajo. Llámanos

CAMPAÑA PERSONAS SIN HOGAR

Publicado: 12 Enero 2015
Yo tenía una casa… y fui feliz mientras viví en ella.
Mi casa fue siempre mi lugar de referencia, donde me sentía seguro, acompañado y podía ser yo mismo, allí me sentía persona y formaba parte de la sociedad.
Luego la vida se complicó, empezaron a aparecer los problemas, todos encadenados, algunos por responsabilidad mía y otros iban surgiendo por el contexto en el que me hallaba y las relaciones que iba consolidando con personas que no me convenían. En muy poco tiempo me encontré solo, sin recursos en los que poder apoyarme, ayudarme y que me acompañasen.
Todo mi mundo y mi vida se vinieron abajo cuando me vi fuera de mi casa, en la calle. Es en ese momento cuando eres consciente y te das cuenta de lo que pierdes y lo que significa tener una casa, un hogar.
Un par de sillones en mitad de la calle.
Cuando llegas a la calle es porque no tienes un apoyo; porque los que tenías no te readmiten. Sientes ansiedad, frustración, la autoestima baja, y ante todo, soledad; mucha soledad.
Cuando llegas a la calle caminas mucho, terminas con los pies destrozados; no puedes realizarte curas o tener la higiene que querrías, llegando a ser tu única preocupación el no caer enfermo.
Cuando llegas a la calle y ves a otras personas con sus hijos y su familia, tiendes a comparar con lo que tenías antes, siendo inevitable el sentimiento de pérdidas y desprotección.
Cuando llegas a la calle el aspecto psicológico hace que estés al límite; no tienes comida, no descansas, sientes miedo a robos o agresiones… tardas en darte cuenta de que has tocado fondo, que vives en una fragilidad constante.
Volver a la familia es difícil cuando estás en situación de calle, sientes la pérdida de su amor, que nada te sostiene, que no tienes eso que llaman “red social” que te apoye y no te deje caer.
La sociedad nos convierte en “no seres humanos”. Se comportan así porque no comprenden; huyen, tienden a abandonarte. Algunos te llegan incluso a decir “te lo has ganado a pulso”. No han de tener ese egoísmo, esa autodefensa de su alrededor, ese miedo… somos personas; un día tuvimos nuestra casa, nuestro trabajo, nuestra familia… como el resto; nadie está exento de poder pasar por esto. Un problema de salud, una depresión… te puede llevar a la calle. No elegimos vivir en la calle, sin derechos.
Como queremos ser uno más, queremos que se nos escuche; tener una casa no se trata de un privilegio, es un derecho a todas luces. Tener acceso a ella no debería ser algo que nos tuviésemos que ganar, sino algo que esta sociedad no se puede permitir.
Tener un sitio donde volver, donde alguien pueda estar esperándonos, donde poder sentarnos cómodamente; un lugar en el que tengamos una mesa para comer, una ducha que utilizar, una cama para dormir… en definitiva, un hogar al que llegar, y en el que poder estar. ¿Acaso es esto pedir demasiado?
Somos muchos los que llevamos viajando durante mucho tiempo a ninguna parte. No hay conciencia del cansancio físico y mental que eso supone… por ello es tan importante tener un destino. Siempre hay un destino al que las personas llegan. ¿Qué hay del nuestro? ¿Dónde está ese descanso y esa seguridad necesarios?
“Tu casa puede sustituir al mundo; el mundo jamás sustituirá a tu casa.”
(Proverbio alemán)